¿MI PROFESIÓN? ¡VIAJAR POR EL MUNDO!

Compartir en:

vivir viajando chip viajero facebook

A lo largo de nuestra vida vamos desarrollando aptitudes para ciertas cosas, como la música, las matemáticas, la química, la actuación, etc. ¿Pero cómo llegar a la conclusión que lo tuyo es vivir viajando? ¿Cómo saber si tu profesión es viajar?

Convencidos de que cualquier momento es el indicado para ser lo que quieras ser, solo debes concentrar todas tus energías en un objetivo, más allá de la situación económica la opción de ser un viajero empedernido siempre estará presente.

CONSTRUIR EL CAMINO SIN DARSE CUENTA

Los viajeros tenemos unas necesidades distintas a otras personas, no vemos un viaje como la recompensa por un largo año de trabajo en una oficina, nosotros necesitamos estar viajando constantemente, queremos conocer nuevas personas y vivir experiencias desconocidas.

No importa cuál sea tu forma de viajar, la esencia está en que viajar se convierte en una adicción, sientes que no puedes estar en un solo lugar por mucho tiempo, tienes que estar en constante movimiento, poco a poco las limitaciones de tu mente van desapareciendo y cualquier destino lo crees posible.

Síntomas:

  • Solo quieres invertir tu dinero en viajes o cosas relacionadas.
  • Pasas horas leyendo para descubrir nuevas rutas y lugares.
  • Se vuelve más difícil soportar las rutinas de la oficina.
  • Cuatro paredes se convierten en tu peor enemigo.
  • Comienzas a replantear varios aspectos de tu vida.

La inspiración viajera nace en el momento menos pensado, no necesariamente un viaje tiene que ser el detonante para que decidas dedicarte a ello, un libro, una película, o un simple relato puede despertar tu curiosidad y sin darte cuenta descubres esta maravillosa puerta que estaba oculta.

EL DÍA A DÍA (LA ADRENALINA QUE CORRE POR LA SANGRE VIAJERA)

Casi indescriptible, te impulsa, te llena de motivos para comenzar un nuevo día, donde el tiempo no limita tus sentidos, donde no imaginabas que tus pies fueran incansables, esa adrenalina es la energía que no para de generarse, descubres habilidades que no se habían despertado, percibes y ves el mundo de otra manera.

Cuando tomas la decisión de ser viajero todo comienza a tener un nuevo sentido, entiendes lo gratificante que es romper las barreras, luchas por superar los obstáculos y te conviertes en un ser libre en busca de experiencias tangibles.

EJERCIENDO Y APRENDIENDO EN EL CAMINO

No existe un manual para resolver los problemas de un viajero, solo pequeñas pistas para que cada uno diseñe sus propias rutas, otros solo salen y se dejan sorprender, sin caminos fijos van recorriendo el mundo, algunas historias de viaje son compartidas otras solo quedan en la memoria de quien las vive, el ingenio de un viajero está en constante adaptación y siempre busca la manera de generar recursos para hacer sostenible su vida viajera.

No es imposible llevar una vida viajera, no es para unos pocos afortunados, es más simple de lo que pensamos, solo sube cada día un escalón para lograrlo, de la misma forma que unos luchan por ser ingenieros, médicos, etc. Solo debes ponerte las botas activar tu Chip Viajero y llegar tan lejos como quieras.

DANOS UN LIKE

Relacionado

Déjanos tu pregunta o comentario: